La generación que está llegando (Generación Z) datos interesantes

  • 12 agosto 2018
  • 1 respuesta
  • 592 visualizaciones

Nivel de usuario 7
Medalla +8
  • Giga User
  • 1465 respuestas
La generación Z (los nacidos entre 1995 y 2010) se abre camino y tiene reglas muy distintas a sus predecesores.


“Esta nueva generación, nacida en pleno auge de las redes sociales, iría desde los preadolescentes hasta los jóvenes de poco más de veinte años que ya están comenzando a entrar en el mundo laboral", describe en un artículo la profesora de comunicación de la Universidad Abierta de Cataluña (UOC), Mireia Montaña.


1- Son los verdaderos nativos digitales. Si en su momento se habló de que los millennials eran los que más tecnología utilizaban, estábamos equivocados. La generación Z no vivió lo que era conectarse a Internet a través de un módem ligado a la línea telefónica, con ese sonido infernal que no permitía al mismo tiempo hacer una llamada.

2. No conciben un mundo sin WiFi, YouTube o Instagram. Para ellos, estos recursos son tan habituales como tomar agua todas las mañanas.

3. Pueden usar hasta cinco dispositivos a la vez (la media millennial está en tres) y son muy dependientes de la tecnología. Según Neus Soler, experta en marketing y profesora de estudios de economía y empresa de la UOC, la diferencia entre la generación anterior y esta es que “los millennials estaban vinculados al uso de los diferentes dispositivos, mientras que la Z destaca por el uso que hace de la información que le da el aparato”.

4. Son más recelosos con su intimidad, saben que no deben compartirlo todo. Si el boom de las redes sociales propició que los jóvenes compartiesen hasta los detalles más escabrosos de su intimidad, los que vienen después son más conscientes de los riesgos e inconvenientes que esto conlleva.

5. Están habituados a hacer múltiples tareas y procesar al mismo tiempo varias fuentes de información, explica Inma Rodríguez-Ardura, también profesora de estudios de economía y empresa de la UOC.

6. Son más autosuficientes, autodidactas y están muy preparados contra la inseguridad laboral, las crisis económicas y extrema competencia. “Dicha situación da lugar a que muchos emprendan su primer negocio desde muy jóvenes”, señala Sumell.

7. Tienen su propio vocabulario, como bae (acrónimo de la expresión en inglés before anyone else para referirse a alguien a quien tienes cariño), crush (palabra para describir cuando tienes un flechazo), stalkear (espiar a través de las redes sociales la vida de una persona, random (una persona aleatoria), shippear (el arte de desear que dos personas estén juntas), OTP (una pareja en la que uno está hecho para el otro). La brecha conversacional separa generaciones, y es propio de todo grupo armar códigos internos para diferenciarse.

8. Tienen una sexualidad más abierta y fluida, puesto que ya no se dejan llevar por tabúes. Según una investigación, tan solo el 66% de los jóvenes, con edades comprendidas entre 16 y 22 años, se identifica como ‘exclusivamente heterosexuales’, la cifra más baja de cualquier generación (en comparación con el 71% de los millennials y el 85% de la generación X.

9. Demuestran mayor activismo social o se prestan a mayor número de voluntariados. Tal y como afirman los datos de Young People Omnibus de Ipsos MORI, casi la mitad de las personas de entre 14 y 16 años (46%) en Gran Bretaña aseguran dedicar su tiempo para ayudar a personas de su comunidad en los últimos dos años, en comparación con solo el 30% en 2005. Y tres de cada diez (29%) están regularmente activos en su vecindario, comunidad u organización étnica en comparación con solo uno de cada diez (10%) en 2005.

10. Buscan trabajos con flexibilidad de horarios y desde casa que les permitan la conciliación con el resto de ámbitos de su vida. Aunque prefieren carreras de ciencias –tecnología, ciencia, ingeniería o matemáticas–, les gustan los ambientes de trabajo creativos, así como recibir feedback de sus superiores, según un informe realizado por la plataforma Job Today. No obstante, como cualidades negativas resaltan su impaciencia y su déficit de atención (8 segundos frente a los 12 de los millennials).

11. La crisis económica en la que esta generación ha crecido ha incrementado su importancia y su preocupación por el futuro. Ven difícil encontrar trabajo y casa y no confían en los caminos tradicionales para alcanzar el éxito, por lo que son más competitivos y creativos. El 70% consideran que tendrán que trabajar más que sus padres para alcanzar el mismo nivel de vida y para el 71% es importante encontrar trabajo estable lo antes posible.

12. En el aprendizaje se muestran muy independientes. Acuden a internet para todo y ahí se empapan de tutoriales.

13. Los youtubers son sus maestros. Hay auténticos gurús que, más allá de las acciones que muestran, ejercen autoridad sobre su público y marcan un estilo de vida: formas de vestir, marcas, consumo de productos, opinión sobre el alcohol o las drogas…

14.Prometen como emprendedores. El 73% de los adolescentes sueña con tener su propio negocio o llevar a cabo una idea de trabajo.


15.Son independientes. Mientras que los millennials se encuentran a gusto en la casa de los padres, la Generación Z valora la independencia económica que les permita levantar el vuelo y tener su propia casa.

16.Son consumidores exigentes. Quieren transparencia en el mercado. Exigen que las marcas sean leales y les hablen de cómo ha sido el proceso de fabricación del producto: responsabilidad social corporativa, respeto al medio ambiente… Leen con lupa las etiquetas. Dejan opiniones favorables o críticas en la red acerca de cualquier servicio.

Fuentes: La Vanguardia, Forbes, aleteia.org

1 respuesta

Nivel de usuario 7
Medalla +8
Gracias por compartirlo! muy bueno

No me cuadra mucho el punto 15 Son independientes. Mientras que los millennials se encuentran a gusto en la casa de los padres, la Generación Z valora la independencia económica que les permita levantar el vuelo y tener su propia casa.

Claro, todas las generaciones supongo que querrían poder independizarse...una cosa es poder y otra querer...esta generación, supongo que ha tenido la suerte de no tener que convivir con la crisis.

Responder