¿QUÉ CABLE DE RED ETHERNET DEBO UTILIZAR?

  • 28 enero 2019
  • 0 respuestas
  • 123 visualizaciones

Nivel de usuario 7
Medalla +8
Aunque cada vez las conexiones por Wi-Fi son las más utilizadas y están continuamente mejorando para ofrecer las mejores velocidades posibles, si de verdad queremos aprovechar al máximo las nuevas conexiones de fibra óptica capaces de alcanzar velocidades superiores a los 300Mbps por segundo, debemos plantearnos el instalar una red cableada en nuestro domicilio. Aunque la tecnología Wi-Fi AC llega hasta los 600Mbps reales, a medida que nos alejamos del AP esta velocidad desciende radicalmente, además de que para lograrlo es necesario tener los últimos routers que han salido al mercado con sus correspondientes adaptadores Wi-Fi.



Coger un cable y llevarlo desde el router al ordenador no es complicado, sin embargo, no todos los cables son iguales ni garantizan la misma velocidad. Según la calidad y el tipo, los cables de red se clasifican en categorías las cuales nos ayudan a saber las características de los mismos, las velocidades que nos permitirán conseguir y la tolerancia a fallos o interferencias para poder montar y configurar la mejor red que se adapte a nuestras necesidades y a nuestra conexión a Internet.

Las categorías de cables de red más utilizadas actualmente son:


  • Categoría 5
  • Categoría 5e
  • Categoría 6
  • Categoría 6a

Diferencias técnicas de las categorías de cables de red


A continuación vamos a mostrar en una gráfica las diferencias técnicas de estas 4 categorías. En la gráfica vamos a basarnos en la teoría de cada categoría, aunque en la práctica puede ser diferente como vamos a mostrar a continuación:



Como podemos ver, cuanto mayor es la categoría mayor es la velocidad máxima que podremos conseguir. Pese a ello, no todo es así. Un claro ejemplo de esto es que con un cable Cat 5 de 4 pares de hilos bien montado, y en buenas condiciones se pueden llegar a alcanzar velocidades de hasta 1000 Mbps (1Gbps). También, con cables Cat 6 en buenas condiciones, con buenas clavijas y bien montado es posible conseguir velocidades máximas de hasta 10Gbps pero con un matiz, sólo en distancias inferiores a los 55 metros ya que el estándar lo limita hasta esta longitud y no asegura más distancia.

Diferencias físicas de las categorías de los cables de red


En cuanto a la composición física de los cables, estos sí que pueden variar un poco según la categoría. La primera diferencia notable que vamos a notar entre las diferentes categorías de cada cable de red es el trenzado de los hilos.

La finalidad del trenzado de los hilos es reducir las interferencias que se generan entre los cables externos y los internos. Cuanto más frecuente sea cada trenza menor serán las interferencias que se pueden generar y mejores serán los resultados.



Vaina o recubrimiento


Algunos cables de red (en la imagen el de Cat-5e) pueden incluir un hilo de nailon que ayuda a reducir la diafonía. Según las categorías, la vaina, o recubrimiento exterior, también ayuda a reducir este aspecto negativo del cable de red. A continuación podemos ver cómo un cable de red normal tiene la vaina más gorda que el cable de categoría 5e, pero a cambio este segundo incluye el hilo de nailon.



Blindaje o recubrimiento metálico



Otra característica que mejora la calidad de las conexiones es el apantallamiento. Los cables apantallados (STP) cuentan con recubrimiento metálico (apantallado) tanto para el conjunto de los hilos como para cada par en individual que reduce notablemente las interferencias ofreciendo una mayor velocidad y una señal más limpia.



Existen varios tipos de blindaje. El más habitual es el recubrimiento de cada par de hilos (ya que esto también reduce la diafonía interna), pero también es posible que el recubrimiento sólo abarque todos los cables por el exterior (S/UTP) o que sea doble, es decir, un blindaje exterior y uno por cada par (S/STP).



El blindaje de los cables es recomendable siempre que el cable sea exterior, vaya por dentro de la pared (junto a los de la luz) o esté en zonas de altas interferencias.

Entonces ¿Qué categoría de cable de red debería montar en mi casa?



Poniendo un precio base similar de componentes, si vamos a hacer una instalación doméstica y queremos poder seguir utilizándola a largo plazo, debemos escoger la mayor categoría posible.

Dicho esto, la categoría mínima por la que deberíamos optar para cada tipo de conexión es:

Para una red local ADSL convencional:

Suponiendo que las conexiones ADSL / VDSL alcancen unas velocidades máximas de 20/30 megabits por segundo y no vayamos a hacer un uso intensivo de la red local, con un cable de red sencillo de categoría 5 pero con 4 pares debería ser suficiente.

La velocidad máxima teórica que vamos a conseguir será de 100Mbps, aunque como os dijimos anteriormente, es muy probable que si los cables y los conectores son de calidad consigamos 1Gbps. Si restamos un poco por distancia e interferencias podemos tener una red totalmente funcional a 80 Mbps, más que suficiente para aprovechar nuestra conexión actual, aunque insuficiente si nos pasamos a FTTH.

Para aprovechar al máximo una conexión FTTH:

Para velocidades de 200/300 Megabits por segundo un cable de red de categoría 5 no nos sirve, por lo que al menos debemos optar por uno de categoría 5e. La categoría 5e ofrece velocidades de hasta 1Gbps, aunque no las garantiza. En nuestro caso hemos montado una red de unos 50 metros con cable S/UTP de categoría 5e y tenemos una velocidad local de 800/900 Mbps estables.

Para asegurarnos la máxima velocidad sin tener que gastar demasiado dinero en componentes podemos plantearnos la categoría 6, donde fácilmente tendremos una velocidad de 1Gbps e incluso más si el cable, las condiciones y el hardware lo permiten.



Fuente: www.redeszone.net

0 respuestas

¡Sé la primera o el primero en responder!

Responder